Jeff Bezos

Por qué Jeff Bezos compró el Washington Post

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en facebook

La prensa tradicional vive un mal momento. El futuro de un diario tiene tan poco valor que deberían pagar a los compradores para que se lo quedaran. En este escenario desolador, el fundador de Amazon Jeff Bezos compró el Washington Post, a título propio, por un total de 250 millones de dólares.

¿Por qué lo hizo?En primer lugar, porque podía hacerlo. Tenía los recursos financieros, ganados con la venta de productos por Internet, para gastarlos en una inversión como esta. Hay otras alternativas, más divertidas o más lucrativas, para gastar una fortuna de esas características, seguro. Mejor que el Washington Post, que acumula pérdidas por valor de 86 millones de dólares. Para no arrepentirse de esta decisión, Bezos ahora debe encontrar la vía de monetizar los contenidos del diario, además de de inventar y experimentar con el medio de comunicación.

La noticia sorprendió a los inversores y a lectores de todo el mundo. El propietario de Amazon ejecutó la operación justo cuando el asedio contra la comunicación impresa está a punto de triunfar. Aunque los que defienden la letra en su tinta, periodistas de toda la vida, continúan aferrándose a las rotativas y exclaman contra el viento: «el papel nunca morirá!», la guerra parece perdida.

¿Quieres más ideas de inversión?

Descubre las mejores inversiones en situaciones especiales a través de los informes de The Money Glory

La gestión del cambio de la prensa escrita

Hay excepciones, algunos diarios han empezado a gestionar el cambio y hay nuevas vías de hacer periodismo, el New York Times por ejemplo anunció esta semana que el 24,7% de los ingresos ya provienen de la publicidad digital. Otros medios tradicionales, en cambio, están ligados a sus patrocinadores y a cualquier que paga por la publicidad. 

Multinacionales y gobiernos son los que se reparten el pastel de las influencias, que después se traduce en los contenidos. Los viejos medios critican las innovaciones y las nuevas tendencias, mientras se empeñan a repartir informaciones sesgadas, al gusto de sus mecenas.

Jeff Bezos, tiene el mérito de mantener un negocio a prueba de bombas. Incluso de la burbuja de Internet. Cuando el gestor de inversiones Whitney Tilson comparaba Netflix con Amazon, distinguía esta última como un negocio tradicional adaptado a las nuevas tecnologías. Bezos ha sabido beneficiarse de la nueva manera de hacer negocios en red y también a expandir sus tentáculos hasta los pequeños minoristas, que aprovechan su tecnología para entrar en Internet.

La adaptación del Washington Post en la era de TwitterFacebook o Tumblr es un reto. El rotativo de la capital de los Estados Unidos goza de una red de información y de una excelente marca. Durante su historia ha captado buenos compañeros de viaje; inversores como Warren Buffett, y una historia de éxitos sin precedentes, como la revelación del Watergate. El lector, a pesar de los millones de páginas y dígitos de información continua a su alcance, aún se acuerda del buen trabajo de este medio. En Washington continúan pasando cosas y en esta empresa hay un buen equipo de profesionales, que su principal tarea es renovarse.

Otros artículos destacados

Esta web usa cookies para mejorar y personalizar su experiencia. Si acepta significa que está de acuerdo con todas las cookies que se usan. Para más información: Política de Cookies