Petróleo

La contabilidad creativa sobrevalora el fracking

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en facebook

Para encontrar petróleo los pozos deben perforarse. Pueden pensar que lo lo encontrarán en los mapas, pero se debe perforar «, decía John Masters, magnate del petróleo. Lo que yace en el subsuelo solo se descubre hurgando la tierra. 

Según un informe elaborado conjuntamente por la consultora Gessal y la asociación de productores Aceip en España hay gas suficiente para abastecer la población durante 70 años. 

Estas estimaciones calculan que la obtención de gas permitiría reducir la factura energética en 13.000 millones de euros por año, pero debería obtenerse mediante la fractura hidráulica. La técnica de extracción de gas almacenado en la roca a través de la inyección de agua, arena y productos químicos en el subsuelo es el popular fracking

El mismo método que varias organizaciones han criticado por su impacto en el medio y su viabilidad a largo plazo.

Las críticas a la fractura hidráulica

Peligro de fugas y las reacciones sísmicas son los temas más controvertidos relacionados con la preservación del entorno. Los grupos de presión también critican la sobrevaloración que hace la industria energética de sus reservas y la manipulación de los retornos de capital.

«A veces se dice que el 20% de los pozos [de gas] constituyen un proyecto, el otro 80% pueden ser fácilmente antieconómicos» explicaba el ingeniero John Lee, asesor energético de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de los Estados Unidos (la SEC). 

¿Quieres más ideas de inversión?

Descubre las mejores inversiones en situaciones especiales a través de los informes de The Money Glory

La posición de Lee se encuentra en el mismo bando que los detractores del fracking, visibles a través de la web Shalebubble.org. Esta plataforma señala como culpables a multinacionales y administración pública por la continuidad de un negocio presuntamente inviable.

Según estos, las majors, cómo BHP BillitonExxon Mobil o Chesapeake Energy han alabado las cualidades de la extracción del gas pizarra, con el objetivo de mantener la supremacía de las energías fósiles. Estas mismas compañías han adquirido pequeñas empresas que ya se dedicaban al fracking y han escondido sus pérdidas de perforación detrás de complicados procesos contables.

Los participantes del fracking en España

San Leon Energy y BNK Petroleum son en España algunas de las compañías líderes de este movimiento, y forman coalición a través de la plataforma Shale Gas España.La salida a bolsa de estas dos empresas les obliga a la transparencia contable. Su baile de cifras demuestran las prácticas denunciadas por las organizaciones anti-fracking.

La canadiense BNK Petroleum tiene licencias de prospección en España, Polonia y Canadá, y sólo en Estados Unidos tiene perforaciones activas. Pero las explotaciones del territorio norteamericano no funcionan.

El último ejercicio que BNK Petroleum registró beneficios, el año 2011, fue gracias a la producción y a los «Otros Ingresos» (Other Income), dónde acumuló más de 4 millones de dólares canadienses. La compañía usó los ingresos extraordinarios, como el asesoramiento a Saponis Investments y la venta de datos sísmicos para catapultar su margen operativo. 

Por cierto, Saponis Investments pertenecía en un 26,69% a BNK Petroleum. Estos ingresos extraordinarios maquillan el retorno del capital del fracking, pero no lo convierten en un buen negocio. 

Los participantes del fracking en España

La irlandesa San Leon Energy, por otro lado, compró Real Energy por 58,83 millones de euros y, así, accedió a explotaciones de Polonia y a licencias pendientes de verificación en España y Francia. La operación se formalizó el 10 de noviembre de 2011.

Esta operación permitió a San Leon registrar 49,8 millones de euros por los «Activos de Prospección y Exploración» – Exploration and evaluation assets -, de los cuales solo 707.485 euros correspondían a su valor contable. El resto se clasificaron como activos intangibles.

Es posible que estos más de 48 millones de intangibles restantes estén estimados correctamente o, en cambio, se trate de una previsión que supere en exceso la realidad del subsuelo. Desde entonces esta partida no ha sufrido ningún tipo de modificación contable, San Leon no ha aplicado ninguna provisión de pérdidas, a pesar del descenso internacional de los precios del gas. Por esta razón, es muy posible que el patrimonio de la compañía esté completamente hinchado.

Desde el punto de vista de los resultados, igual que BNK Petroleum, San Leon también «arregla» el margen operativo usando los ingresos extraordinarios.

El ejercicio 2011 obtuvo un beneficio de más de 22 millones de euros por la venta de los derechos para operar en la región de Barryroe, en el mar de la costa irlandesa próxima a la ciudad de Cork. El 2012 fueron 5,3 millones procedentes de Amsterdam. Todos ellos incorporados en el EBITDA como «Otros Ingresos» – Other Income.

Estas prácticas permiten confundir al inversor entre lo que son beneficios fundamentales de la actividad y los ingresos extraordinarios, procedentes de la especulación con los activos, gracias a un escenario específico de optimismo.

San Leon Energy y BNK Petroleum suman menos de 500 millones de euros entre las dos. No están diversificadas por segmentos y eso implica la dependencia exclusiva en una técnica de perforación. Al contrario que las majors energéticas que pueden intercambiar cromos entre negocios que les funcionan, y otros que no.

Las previsiones, como el informe de los productores Aceip, apuntan hacia un escenario sostenible de la extracción del gas mediante el fracking. El análisis fundamental de las pequeñas empresas de esta industria demuestran todo lo contrario: en el mundo de la fractura hidráulica hay más humo y promesas que beneficios reales.

Otros artículos destacados

Esta web usa cookies para mejorar y personalizar su experiencia. Si acepta significa que está de acuerdo con todas las cookies que se usan. Para más información: Política de Cookies