Hertz

Carl Icahn invierte en Hertz, la empresa preferida del value investing

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en facebook

Carl Icahn entra en Hertz. El inversor compró 40 millones de acciones y propició la aprobación de una poison pill. La participación del Icahn anticipa una propuesta de cambios estratégicos, como los que recomendaban el informe ganador del Pershing Square Challenge, elaborado por tres estudiantes de la Universidad de Columbia.

Hertz adoptó un plan de derechos preferentes el pasado 30 de diciembre de 2013, ante los rumores sobre las posibles compras sucesivas de Icahn en el mercado. Conocido como poison pill, el plan de Hertz se usa como defensa contra adquisiciones hostiles. 

Con esta inversión Icahn estaría buscando un incremento del precio de las acciones de Hertz. Aunque la capitalización del grupo ya se ha revalorizado un 52% durante el último año. Sin embargo, no es el único hedge fund interesado en la compañía. Sería el segundo socio con más capital, después de Wellington Management, y acompañaría a Whitney Tilson del fondo Kase Capital en expresar públicamente su interés por la industria de alquiler de automóviles.

El primer análisis de Hertz

Stephen LieuRahul Raymoulik i Richard Hunt, estudiantes de primer curso del MBA de Columbia, fueron los primeros en despertar el interés por HertzEl mes de abril de 2013 publicaron un informe sobre este negocio, que les permitió ganar el primer premio del Pershing Square Challenge, de 100.000 dólares. 

Según el estudio, la bolsa infravalora Hertz. Su cotización tendría un recorrido de más de un 50%. Hasta los 36 dólares, en el momento de la publicación. Los tres analistas llegaron a la conclusión que el mercado le cuesta entender los cambios que ha sufrido el sector de alquiler de coches. Tampoco comprendería su potencial de crecimiento.

La comunidad financiera calcula las previsiones en función de los resultados pasados. Más bien discretos. En cambio, no reconoce las sinergias que le brindan la absorción de competidores, ni los beneficios potenciales de una posible división del grupo. El tipo de movimiento corporativo que quizás estaría buscando Carl Icahn.

¿Quieres más ideas de inversión?

Descubre las mejores inversiones en situaciones especiales a través de los informes de The Money Glory

Hertz incrementó su presencia en el segmento de «ocio», en regiones de los Estados Unidos y en otros países, gracias a la adquisición de la rival Dollar Thrifty. La industria ha reducido su número de participantes y ha pasado de seis compañías a tres. El 90% del mercado del alquiler de coches la dirigen Enterprise Holdings, Avis Budget Corporation y la misma Hertz Corporation. Es una extraña oligarquía donde no hay previsión de una guerra de precios inminente.

Las razones de esta sentencia las explica el mismo análisis. Antes de la crisis del motor Chrysler, Ford y General Motors se deshacían de los inventarios sobrante a través del mercado del alquiler. Estas tenían una flota inmensa que no usaban. Para incrementar los ingresos explotaban los precios y entraban en batallas, que sólo terminaban con malos resultados financieros. El margen operativo era bajo. 

En la actualidad, Hertz y otros participantes han reducido la oferta de automóviles y su ratio de uso es más elevado. Pero también han incrementado el valor de sus inventarios con la búsqueda de otras vías para vender los coches usados. El resurgimiento de la industria del motor ha supuesto la resurrección de los beneficios del sector del alquiler.

Las bolsas no han percibido el cambio de rumbo de la industria, y aún la ven con recelo. Los estudiantes de Columbia indican en la presentación que los inversores no identifican las ventajas competitivas de la compañía, aunque goza de una buena marca y una red de clientes fieles a través del Hertz Gold Club Member. Con una ratio de retención del usuario de un 99,3%. 

Por otro lado, el segmento de alquiler de Bienes de Equipo (Hertz Equipment Rental Corporation) preocupa: es cíclico y los clientes están fragmentados. La propuesta de una escisión podría aportar el efectivo necesario para iniciar un programa de recompra de acciones o un plan de dividendos. El potencial de crecimiento del precio, si se ejecutara esta operación, es de un 20%.

El consejo de administración, liderado por Mark Frissora, no se ha pronunciado respecto una posible separación. Los medios de comunicación tampoco habían dado importancia al valor del grupo. Ahora que el inversor Carl Icahn comienza a sobrevolar la zona, se espera algún comentario desde cualquier lugar. Sea Twitter o en televisión. Pero no se quedará con los brazos cruzados.

Otros artículos destacados

Esta web usa cookies para mejorar y personalizar su experiencia. Si acepta significa que está de acuerdo con todas las cookies que se usan. Para más información: Política de Cookies

¿Conoces todas las situaciones
especiales de la bolsa?

Apúntate a la newsletter de The Money Glory y recibirás un boletín semanal con distintas oportunidades de inversión y otros trucos para invertir en operaciones corporativas.