Bomba Atomica

4 situaciones especiales básicas de la bolsa por dónde empezar a invertir

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en facebook

Seguro que has invertido alguna vez en acciones y has esperado a que subieran. Así, porque sí. Sólo porque te habías levantado con la brillante idea de ser un nuevo accionista de Microsoft. Es posible que la suerte te acompañe, compres, y la cotización suba. Pero lo normal, es que todo siga igual.

Desde hace décadas, un motivo para invertir en una compañía es que exista un catalizador. Como una chispa que provoca un cambio de comportamiento en la empresa y la cotización. Por eso, una de las tácticas para encontrar inversiones es la búsqueda de lugares donde ocurren cosas. Eventos fuera de lo habitual. Es lo que se llaman «situaciones especiales».

Estos fenómenos quedan al margen de la actividad tradicional de una compañía. Por poner un ejemplo cotidiano, pensemos en una panadería. Es un establecimiento que vende pan. Esto es lo que hacen sus empleados todos los días. Pero si el propietario decide juntarse con el bar de al lado, transformará el modelo al cien por cien. A partir de esa fusión, será una panadería-cafetería. Y habrá vivido una «situación especial».

En bolsa, las decisiones de juntar, separar, o absorber una compañía, se ejecutan de forma sofisticada. Y se usan nombres rimbombantes como spin-off o tender-offer. Tardan meses en ponerse en marcha y, a veces, son un motivo de conflicto. Pero sirven también de catalizador de una cotización. Es más probable que el mercado reaccione frente una situación especial, en lugar de comprar unas Microsoft y esperar «a ver qué sucede».

A continuación explico cuatro situaciones especiales. En el boletín que publico semanalmente hago un resumen de estas operaciones. Son fáciles de identificar entre los hechos relevantes de las bases de datos de los reguladores de la bolsa. Pero hay que saber algunos trucos para entender como nacen y evolucionan.


LAS SEPARACIONES CORPORATIVAS: LOS SPIN-OFF

La mayoría de los inversores nos adentramos en el universo de las situaciones especiales de la mano de Joel Greenblatt y el libro You Can Be a Stock Market Genius”. De forma didáctica, Greenblatt explica que puedes obtener rendimientos superiores en lugares donde nadie observa. De todos ellos, el que trata con mayor detalle es el correspondiente a los spin-off.

Hace muchos años que sigo distintos spin-offLas hay de todo tipo y es una operación muy entretenida para buscar posibles inversiones. Comparada con el concurso de acreedores, en esta situación nadie sale perjudicado. Al contrario. El objetivo es mostrar el valor de la acción de un negocio, a través de su separación.

En un spin-off tradicional sigue los siguientes pasos:

  1. Una empresa (la madre) tiene un negocio/área o segmento, con características distintas del resto.
  2. Los directivos aprueban su spin-off. Este segmento se independizará y cotizará en bolsa con su propio ticker.
  3. Los accionistas de la empresa madre recibirán los títulos de la nueva cotizada.
  4. En teoría, los antiguos inversores – minoristas y fondos -, se desharán de estas acciones nuevas. Sobre todo por temas legales y desconocimiento.
  5. La cotización estará presionada a la baja y ofrecerá una buena oportunidad para comprar.


Pero no siempre es así. Hay spin-offs con un esquema de distribución de acciones complicado. En otras ocasiones los planes de separación se cancelan o se sustituyen por alternativas como ofertas de venta. Además de entender la estructura de la división, uno de los principales retos del análisis de un spin-off es entender el razonamiento que hay detrás.

A veces un spin-off se ejecuta por otros motivos, en lugar de buscar el beneficio de sus accionistas. Una cosa es lo que dice la dirección y otra la realidad. Por eso, no está demás dar un vistazo a los movimientos de los insiders (miembros del consejo, dirección, principales inversores..). Sólo por si acaso.

Aspectos técnicos: Greenblatt pasó por alto muchos detalles operativos de las spin-offs. Y hay más de los que parece a simple vista.

Primero, la empresa madre publica el documento 10-12B, dónde expone los detalles de la división. Más adelante, se abre un directorio para la empresa nueva y se registran las acciones, como si se tratara de una salida a la bolsa. El documento de presentación es el formulario S-1.


ADQUISICIONES E INVERSIONES MAYORITARIAS Y LAS TENDER OFFER

Una tender offer es la adquisición de una participación de una compañía, mediante el lanzamiento de una oferta a los accionistas. El comprador interesado puede ser un fondo de inversión, otra empresa o la propia compañía, que decide recomprar acciones propias. Las intenciones de esta oferta pueden ser el catalizador de una buena inversión.

Greenblatt también comentó las tender offer, pero prefiero los capítulos específicos de esta materia del manual «Risk Arbitrage» de Guy Wyser-Pratte. Así como también el libro de biografías «Merger masters» de Kate Welling i Mario Gabelli. Aunque estos dos títulos tienen como tema central el arbitraje, dan una idea de como funcionan estas ofertas parciales.

Estas operaciones corporativas siguen el siguiente patrón:

  1. La empresa publica un hecho relevante dónde indica que hay una tender offer encima de la mesa.
  2. La oferta se hace por un precio – a veces un interval – y un tiempo determinado.
  3. Durante este período los inversores recibirán una carta de su broker dónde les pedirán si quieren hacer entrega de sus acciones.
  4. Pasado el tiempo fijado, la empresa informará de los resultados.
  5. Si la tender offer no tiene éxito, esta se puede alargar e, incluso, modificar el precio.


La historia no acaba aquí. Si no somos accionistas, también podemos aprender mucho. El lanzamiento de una tender offer es la muestra pública de interés por una compañía. En la jerga de los arbitradores, hay un pretendiente por una posible novia. Si la que propone la oferta parcial es una compañía, ésta puede buscar algo más. Una futura fusión, por ejemplo. Eso sí dispararía el precio de la acción.

Hace un año descubrí Marchex a partir de una tender offer. En esta ocasión, el fondo Edenbrook Capital lanzó una oferta para comprar acciones a 1,96 dólares. Y, más adelante, a 2,15 dólares por título. Se quedó un 25% de la compañía. Tienes que estar muy interesado en un negocio para cerrar esta operación. A partir de entonces, la cotización de Marchex siempre se ha mantenido por encima de ese nivel.

Aspectos técnicos: El inicio de una tender offer empieza con el envío de un formulario «SC TO-T», que avisa de las características de la oferta. Cómo sucede con los spin-off, primero deben estudiarse las características de la operación. Después ya nos dedicaremos a analizar la empresa. Una tender offer puede conducir a otra oferta. O iniciar posiciones contrarias, com ha sucedido con Lee Enterprises hace poco. Hay que seguirlas con detenimiento.


EL RETORNO DEL DESASTRE, EL CONCURSO DE ACREEDORES

Joel Greenblatt también dedicó una parte del libro a este tipo de situaciones. En estados unidos se conocen como «chapter 11» y es cuando una cotizada se acoge a la reestructuración financiera. En España se conoce como concurso de acreedores.

Los motivos porqué una empresa llega a la reestructuración son más variados de lo que parece. Además de los evidentes problemas financieros, también puede solicitarlo para refugiarse de obligaciones económicas con otros agentes. Como ocurrió hace más de un año en Garrett Motion.

Hay literatura especializada que explica todo el proceso de los concursos de acreedores, como el libro «Distressed Debt Analysis» de Stephen G. Moyer. Es un excelente título de referencia para conocer a fondo todos los detalles que rodean el proceso, sobre todo legal, de los chapter 11. Éste es el momento más suculento para los hedge funds. Pero los pequeños inversores tenemos pocos recursos para aprovecharlo. 

Debemos esperar el regreso de la empresa al parqué. Si lo hace, será tímidamente y sin pretenciones. Entonces, la mayoría de accionistas de referencia serán fondos de inversión y buitres que han especulado con los pasivos de la compañía. Aquí sí que debe estudiarse a fondo el negocio y las diferencias entre el antes y el después. Si han hecho limpieza a fondo y el modelo de negocio es atractivo, es un buen punto de partida para un buen análisis y inversión futura.

Aspectos técnicos: Las cotizadas que inician un proceso de concurso de acreedores, envían una larga lista de documentos a la comisión de valores. Sobre todo los modelos 8-K. Coincide también con la entrada de hedge funds y otros fondos, a través de compras de participaciones mayoritarias.

Las posiciones mayoritarias se informan mediante un formulario SC 13D. Observar quién entra y quien sale no está de más, para comprender los movimientos que hará la cotización, cuando la empresa se incorpore de nuevo en el parqué.


LA SALIDA A BOLSA: OFERTAS DE VENTA DE ACCIONES (OPVs)

De esta breve lista, las ofertas públicas de venta son las más mediáticas. En Estados Unidos se conocen como Initial Public Offering (IPO). Aquí también lo llaman «salida a la bolsa», y ya está. Es cuando la dirección toca la campana, después de un roadshow de semanas o meses, y a partir de ahí se hacen públicos la mayoría de datos financieros de la compañía.

Cuánto más famosa es la marca de la compañía (Twitter, Facebook…), un mayor movimiento tendrá el precio. No será barata durante los primeros días. Precisamente, distintos estudios indican que el rendimiento medio de una salida a la bolsa, en el primer año, es negativo.

Quienes de verdad se enriquecen con las ofertas son los insiders. Los directivos y accionistas que han entrado en rondas de financiación previos a la salida a bolsa. Se dice que ellos han asumido mucho más riesgo, apostando por negocios que no estaban tan maduros. Pero, a veces, la incorporación de una empresa en bolsa es con la intención de dar el famoso «pelotazo».

Esta situación es la antítesis del resto. Tiene una amplia cobertura, no es «contrarian», y los inversores minoristas es donde pierden más dinero. Sin embargo, vale la pena mencionarla. Sobre todo porque si uno espera un período de tiempo prudencial, puede encontrar buenas compañías y con precios ya razonables donde investigar.

De todas las operaciones mencionadas en el boletín de situaciones especiales, es la que menos énfasis hago. Tampoco menciono demasiado los concursos de acreedores. Mientras que los temas estrella son las participaciones mayoristas, tender offer y spin-off. Donde hay suficiente campo de acción para jugar.

Otros artículos destacados

Esta web usa cookies para mejorar y personalizar su experiencia. Si acepta significa que está de acuerdo con todas las cookies que se usan. Para más información: Política de Cookies