Logo Brookfield Asset Management

El esperado spin-off de Brookfield Asset Management

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en facebook

Brookfield Asset Management (BAM) separará sus actividades de gestión de activos en una empresa cotizada, mediante un spin-off. Brookfield repartirá entre sus accionistas un 25% de la nueva compañía, quedándose para ella la participación mayoritaria. La operación servirá para poner en valor sus habilidades de gestión y competir con instituciones financieras como Blackstone y Apollo Global.

Aunque BAM ya había anticipado un spin-off, fue en la última presentación de resultados cuando hizo oficial la operación. El negocio de gestión de activos tendrá un valor de mercado de 80.000 millones de dólares. Y se incorporará en bolsa antes del cierre de este año.

Según una descripción en profundidad en la nota de prensa, esta operación corporativa forma parte de una transformación natural. Desde su fundación, Brookfield es una institución con inversiones en distintas infraestructuras. En una entrevista a Emérito Quintana del fondo Numantia, este indicaba: 

«es una empresa que se aprovecha del enorme déficit de inversión en infraestructuras que existirá de aquí a 2040 […] su excelencia operativa, tamaño y alcance les permiten conseguir tratos y rentabilidades que otros no pueden conseguir”.

¿Quieres más ideas de inversión?

Descubre las mejores inversiones en situaciones especiales a través de los informes de The Money Glory

No fue hasta finales de los años 90 que, además de invertir el capital propio, BAM también empezó a dar servicios de gestión de activos. De este modo, «monetizó» su experiencia en clientes, fuera de la órbita de la compañía.

La separación permitirá distinguir dos actividades que tienen necesidades financieras muy distintas. La cartera de inversiones, el segmento core de Brookfield, requiere inversión en capital, para la composición de su cartera de infraestructuras. Además, parte de los beneficios anuales debe retenerlos para financiar futuras compras. 

La nueva compañía de gestión de activos tendrá características muy distintas. Este negocio se basa en personas, que cierran tratos subiendo y bajando ascensores. Este modelo requiere experiencia, know how y una marca de prestigio. Pero menos capital y, como ya ha anticipado la compañía, podrá repartir un porcentaje elevado dividendos. 

En conjunto, el spin-off de Brookfield es muy interesante. Aunque debemos esperar a la presentación del «Formulario 10» para conocer sus cifras. Dado el reconocimiento que tiene Brookfield, podemos suponer que será una situación especial muy seguido y cubierto por las casas de análisis. La nueva compañía cotizará mediante la fórmula de dual listing, en Nueva York y en Canadá.

Otros artículos destacados

Esta web usa cookies para mejorar y personalizar su experiencia. Si acepta significa que está de acuerdo con todas las cookies que se usan. Para más información: Política de Cookies

¿Conoces todas las situaciones
especiales de la bolsa?

Apúntate a la newsletter de The Money Glory y recibirás un boletín semanal con distintas oportunidades de inversión y otros trucos para invertir en operaciones corporativas.